¿Pueden las personas con diabetes tipo 2 consumir la miel?

Hoy es el Día Mundial de la Diabetes, nos sumamos a su difusión. Este #DíaMundial de la Diabetes se creó en 1991 como medio para aumentar la concienciación global sobre la diabetes.
Es una oportunidad perfecta para dirigir la atención del público hacia las causas, síntomas, complicaciones y tratamiento de esta grave afección, que se encuentra en constante aumento en todo el mundo.
 
Hoy os compartimos enlace sobre pregunta que a veces nos hacen en nuestro Aula de Interpretación Apícola y Medioambiental en Promálaga La Píndola y en algunos eventos donde vamos, como indicamos lo mejor es consultar a su médico, pero como indica en este enlace de Medical Press:
Varios estudios han encontrado que consumir miel puede aumentar los niveles de insulina y disminuir el azúcar en la sangre.
Compartimos algunos que hemos encontrado nosotros:
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19817641
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1319562X16302066
Pero si es importante como indican en el enlace de MedicalPress y hemos indicado en otras ocasiones, diferenciar la miel fresca, también llamada cruda, además es de destacar que una cucharada de miel tiene alrededor de 64 calorías, y una cucharada de azúcar es de alrededor de 49 calorías.
Las personas con diabetes tipo 2 que quieren incluir la miel en su dieta diaria deben introducirla lentamente, consumiendo un poco a la vez para ver cómo reaccionan sus azúcares en la sangre, además de supervisión médica.

La miel es muy dulce, por lo que la adición de pequeñas cantidades puede realmente endulzar una bebida o comida.

Para las personas con diabetes, el uso de miel en cantidades muy pequeñas no debe causar que la glucemia aumente drásticamente. Por lo tanto, las personas con diabetes pueden consumir miel en lugar de azúcar con moderación, como parte de una dieta saludable.

Además es de destacar que la miel posee propiedades anti-microbianas y anti-bacterianas y es una excelente fuente de antioxidantes, por lo que puede combatir bacterias resistentes y prevenir los procesos inflamatorios de la diabetes. Además, los antioxidantes también pueden proteger contra muchas otras enfermedades.

Recommended Posts

Dejar un comentario